Ir al contenido principal

Oxigenoterapia ocupacional

Las cámaras hiperbáricas ya no son solo para quienes sufren de la "enfermedad del buzo”. Estas cámaras especializadas donde el oxígeno al 100 por ciento circula a una presión atmosférica más alta de lo normal también se utilizan para tratar a otros pacientes con una variedad de afecciones de salud.

Hoy en día, la oxigenoterapia hiperbárica está dando esperanza a las personas que padecen heridas crónicas, así como otras lesiones y afecciones.

El tratamiento en una cámara hiperbárica implica respirar oxígeno puro para aumentar la circulación e inundar las áreas con sangre rica en oxígeno, lo que puede ayudar a acelerar la curación. Al aumentar los niveles de oxígeno que entra al organismo, las células deficitarias reciben entonces la reposición necesaria para que pueda comenzar el proceso de cicatrización.

hyperbaric chamberLa oxigenoterapia hiperbárica está diseñada para curar heridas de adentro hacia afuera. En condiciones normales, una red saludable de venas y arterias hace circular suficiente oxígeno para que los tejidos sanen adecuadamente. Pero las personas con insuficiencias en el sistema inmunitario, trastornos circulatorios, diabetes u otras afecciones de salud pueden ser lentas en la recuperación de las heridas debido a un suministro insuficiente de sangre.

La oxigenoterapia hiperbárica puede ofrecer a los pacientes una mejor oportunidad de recuperación al detener la infección mientras aumenta el crecimiento de vasos sanguíneos en la herida y promover la cicatrización espontánea o un injerto de piel exitoso.

La duración y cantidad de tratamientos con oxígeno hiperbárico depende de la afección y su gravedad. Los pacientes con dolencias agudas como envenenamiento por monóxido de carbono o enfermedad por descompresión pueden necesitar solo uno o dos tratamientos. El oxígeno hiperbárico también se puede utilizar para tratar a pacientes con:

Embolia de aire o gas – cuando las burbujas de aire entran en el torrente sanguíneo e interfieren con la circulación de oxígeno.

Gangrena gaseosa – una infección que libera toxinas, devora tejidos blandos y ataca los mecanismos de defensa del cuerpo.

Quemaduras térmicas – se pueden tratar quemaduras graves en las manos, la cara o la ingle, así como quemaduras profundas en más del 20 por ciento del cuerpo del paciente. También puede ayudar a reducir los efectos del calor y el humo en los pulmones.

Lesiones por aplastamiento – el tratamiento aumenta el flujo sanguíneo en las áreas lesionadas, reduce la inflamación y ayuda a combatir las infecciones.

Pérdida de sangre – aumenta el contenido de oxígeno de los glóbulos rojos existentes en pacientes que no pueden recibir una transfusión de sangre.

Infecciones óseas – el tratamiento aumenta los efectos de algunos antibióticos mientras fortalece los glóbulos blancos.

Radioterapia – el tratamiento puede ayudar a reducir las complicaciones causadas por el estrechamiento de los vasos sanguíneos que provoca la pérdida de tejido.

Los pacientes que entran en una cámara hiperbárica experimentarán inicialmente un cambio en la presión del aire en sus oídos, que es similar a lo que ocurre durante el aterrizaje de un avión. Algunos pacientes pueden volverse más miopes después de varios tratamientos, pero este es un efecto secundario temporal que debería desaparecer poco después de que termine la terapia.

No se recomienda fumar durante el tratamiento porque el humo del cigarrillo hace que los vasos sanguíneos se contraigan, lo que contrarresta los beneficios de la oxigenoterapia hiperbárica.

El oxígeno juega un papel vital en el proceso de sanación del organismo. Al aumentar el oxígeno del 20 por ciento en el aire normal al 100 por ciento en condiciones presurizadas, los pulmones y la piel son capaces de absorber más oxígeno en menos tiempo. Acelerar el proceso de circulación puede, a su vez, dar a los pacientes una mejor oportunidad de recuperación y potencialmente evitar la necesidad de amputación de extremidades o extirpación de tejido.

Para obtener más información o para una referencia médica, llama al 888-620-1932.

Recursos adicionales

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?