Ir al contenido principal

Contactos importantes

Aunque el Palmetto General Hospital posee un plan específico ante huracanes para proteger a sus pacientes, sus instalaciones no son un refugio público para huracanes. Comunícate con Gestión de Emergencias al 1-888-311-DADE (3233) para obtener la localización de los refugios.

Prepárate para un huracán

Mantente informado. La temporada de huracanes se extiende desde el 1 de junio hasta finales de noviembre. Durante esos meses, debes permanecer alerta a las noticias sobre el desarrollo de cualquier evento tropical meteorológico. Los programas de noticias locales, la radio, Internet y los canales meteorológicos son excelentes fuentes de información. Estadísticamente, la mayoría de los huracanes que tocan tierra en los Estados Unidos lo hacen en septiembre, seguido en frecuencia por los meses de agosto y julio.

El conocimiento es clave. Familiarízate con los términos “alerta” y “alarma”. Una “alerta” significa que las condiciones son favorables para que una tormenta tropical o un huracán se desarrolle en las próximas 36 horas. Una “alarma” significa que se esperan tormentas tropicales o condiciones de huracanes en un plazo de 24 horas. El sistema de alerta y alarma te da a ti y a tu familia tiempo para planificar y tomar medidas para evacuar, si fuera necesario.

También debes saber si el área en la que vives es propensa a inundaciones o daños por marejada después de una tormenta. Si vives en un área baja, debes planificar la evacuación antes de que ocurra una tormenta. Algunas zonas costeras están sujetas a evacuaciones obligatorias por huracanes. Consulta a las autoridades locales para averiguar si tu área forma parte de un plan de evacuación obligatorio.

Prepara a tu familia. Es conveniente tener un plan para tu familia en caso de desastres. Debes decidir a dónde irá tu familia si fuese necesario realizar una evacuación. Dado que los huracanes a menudo cambian de rumbo, debes tener en mente varias ubicaciones posibles que te garanticen a ti y a tu familia estar en un área segura mientras pasa la tormenta. Estos son algunos consejos adicionales para preparar el plan de contingencia para tu familia en caso de huracanes:

  • Haz una lista de los números de teléfono que puedas necesitar.
  • Guarda una hoja de ruta actualizada en tu vehículo.
  • Localiza el área más segura de tu vivienda, si decides permanecer en ella.
  • Planifica lo que harás con las mascotas si necesitas realizar una evacuación. No todos los refugios para huracanes aceptan mascotas.
  • Empaca un kit de suministros familiar para desastres. Podrías incluir lo siguiente:
    • Al menos un galón de agua por persona para un período de entre tres y siete días.
    • Comida no perecedera para un período de entre tres y siete días.
    • Alimentos especiales para lactantes, personas con dietas restringidas y ancianos.
    • Un abrelatas manual.
    • Herramientas de cocina y combustible.
    • Platos de cartón, servilletas, utensilios de plástico.
    • Ropa de cama, incluidas mantas o sacos de dormir y almohadas.
    • Ropa para varios días.
    • Botiquín de primeros auxilios.
    • Medicamentos (incluida una lista de recetas, información de farmacias y del médico que realiza las recetas).
    • Artículos de aseo, como papel higiénico, toallitas para bebés y limpiador de manos sin agua.
    • Debes guardar los documentos importantes, como pólizas de seguro, tarjetas del seguro social, escrituras, testamentos, comprobantes de residencia, licencias de conducir, certificados de nacimiento y matrimonio, etc., en un sobre impermeable y con cierre hermético.
    • Efectivo y tarjetas de crédito. (Recuerda que es posible que los bancos y cajeros automáticos no estén disponibles durante varios días después de una tormenta).
    • Linterna y radio de baterías, y baterías adicionales.
    • Libros, juegos y otros artículos que ayuden a tu familia a pasar el tiempo.

Cuando viajes con un bebé, asegúrate de planificar sus necesidades especiales. Tendrás que recordar artículos como la fórmula, y sus alimentos, biberones, toallitas y medicamentos. Podrías necesitar empacar medicamentos antipiréticos infantiles de venta libre.

Si planeas llevar a tus mascotas contigo, necesitarás comida y agua para ellas. Debes tener un bolso de transporte de animales o una jaula. No olvides traer las evidencias de sus vacunas, así como cualquier medicamento que tus mascotas necesiten. En el caso de los perros, no olvides traer una correa.

Prepara tu casa.Las tormentas tropicales y los huracanes significan vientos fuertes. Debes considerar la instalación de contraventanas para huracanes o comprar madera contrachapada precortada para exteriores de al menos ½ pulgada de espesor para cada ventana de tu casa. Revisa los árboles cercanos a tu casa, para localizar específicamente ramas enfermas, secas o sobresalientes y otros posibles peligros. Entra cualquier mueble exterior, vasijas con plantas u otros artículos que puedan ser arrastrados por los fuertes vientos.

Prepara tu auto. Si se está gestando una tormenta en tu área, debes mantener lleno el tanque de gasolina de tu auto. Las gasolineras a menudo se quedan sin combustible cuando todo el mundo comienza a evacuar por un huracán y no pueden empezar a bombear hasta que se restaure la electricidad después de una tormenta. Debes planificar una verificación de verano para tu auto para controlar los líquidos vitales, las mangueras y correas para asegurarte de que todo esté en buen estado de funcionamiento.